Alquiler de coches en Huesca

Otro de los buenos destinos para unas escapadas de temporada es Huesca, la capital de la provincia homónima, perteneciente a la comunidad autónoma de Aragón que se encuentra al pie de los Pirineos.

La ciudad es pintoresca y un paseo por las calles de la ciudad vieja te da la oportunidad de visitar algunos museos y monumentos que dan testimonio de la larga historia de Huesca.

Muchos recomiendan que el alquiler de coches en Huesca es ideal para un recorrido por las afueras de la ciudad la que se puede hacer desde el Aeropuerto de Huesca donde se encuentran las oficinas de las empresas de alquiler.

Y ya en el El Casco Viejo, es allí dónde se encuentran los principales monumentos de interés. La curiosa apariencia dorada de la “Huesca Vieja” se debe a que la mayoría de sus edificios fueron construidos con piedra arenisca, no demasiado resistente a los fenómenos atmosféricos.

La parte moderna presenta diferentes estilos, aunque predomina el estilo modernista y burgués de primeros del siglo XX.

Huesca cuenta con dos principales núcleos de bares y zonas de marcha. El Tubo Alto esta en los alrededores de la plaza de la Catedral y la plaza del Mercado. Se encuentran bares de pop, rock español o locales que acogen sesiones en directo de chill out y dj’s. El Tubo Bajo se encuentra al otro lado del coso, las calles San Lorenzo, Padre Huesca y la calle Roldán, aquí se pueden encontrar bares de todo tipo de estilos musicales.

Cabe anotar que Huesca es una ciudad muy vinculada al entorno natural y cuenta con numerosas zonas verdes. Su situación estratégica en medio de la Hoya de Huesca y cercana a los Pirineos hace que se la pueda considerar la puerta de los Pirineos.

Y entre sus atracciones destaca su Catedral que data del siglo 13 º, pero ha visto muchas adiciones en los siglos posteriores – el agujero es muy convincente. Junto a la Catedral, el Museo Diocesano tiene muchas piezas de gran valor, como retablos y pinturas murales de las iglesias perdieron.

Igualmente atrayente es el Ayuntamiento que fue construido en el siglo 16 y ofrece un buen ejemplo del estilo renacentista aragonés. Cerca de la Plaza de la Universidad se encuentran algunos edificios de la universidad antigua, que ahora sirven como un museo y se puede visitar.

También en el centro histórico, la Iglesia de San Pedro el Viejo, merece una visita. Fue construido sobre un antiguo templo, y se redacta en estilo románico. En la Iglesia de los reyes de Aragón están enterrados. Otros edificios religiosos de la nota incluyen la Basílica de San Lorenzo, de estilo barroco (s.XVII), la Iglesia de Santo Domingo y San Martín, y el de Santa Teresa.

Y luego de acceder al alquiler de coches en Huesca, el visitante puede concoer Loarre, una antigua villa situada bajo el castillo que data del siglo XI y que es un Monumento Nacional desde 1906. Es más, se trata del castillo románico mejor conservado de España y posiblemente de Europa. O, en todo caso, recorrer el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido dodne abunda la fauna y flora en sus 2.066 hectáreas.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *