Alquiler de coches en Cabezón de la Sal

A 45 kilómetros al suroeste de Santander, tierra adentro, se halla la pequeña población de Cabezón de la Sal. Un pueblo que nos ofrece uno de los mejores ejemplos del carácter montañés de Cantabriay que puede convertirse en uno de los destinos turísticos de temporada.

Sin duda que este es uno de los grandes atractivos de los pueblos de Cantabria. Y es que en contados minutos el visitante observará como se tarspasa del ambiente del mar a la montaña.

Es por ello que se recomienda el alquiler de coches en Cabezón de la Sal desde el Aeropuerto de Santander, también llamado Aeropuerto de Parayas, que es un aeropuerto internacional situado a 5 kilómetros de Santander y a 45 km de Cabezón de la Sal.

Su nombre le viene desde tiempos inmemoriales, cuando las minas de sal eran la principal fuente de economía de sus habitantes. Lo de cabezón se puede entender como una vieja medida para esta sal, o bien por una vieja torre medieval, llamada cabezo, que servía de vigilancia para la población y sus gentes.

Y ya en el centro histórico de Cabezón de la Sal, el visitante puede deleitarse con una amalgama de casas con miradores, casonas montañesas dispuestas a tal fin para salvaguardar a sus gentes de las temperaturas extremas de la zona.

Entre ellas destacan el Palacio de los Bodegas, de finales del siglo XVIII, la de los Arcos, del XIX, la del Conde de San Diego y la de la Compañía Real Asturiana de Zinc, ambas de influencias francesa e inglesa.

Y para relajarse nada mejor que el Parque Conde de San Diego, una finca en la que se halla una casa de principios del siglo XX,  o conocer el mercadillo tradicional que tiene lugar todos los sábados en el centro del pueblo.

O, en todo caso, visitar el Museo de la Naturaleza de Carrejo, situado a dos kilómetros de Cabezón de la Sal, con ejemplares de águila real, búho real y otra serie de animales de la fauna montañesa.

En suma, es un destino perfecto tanto para unas vacaciones de turismo rural por lo que el alquiler de coches en Cabezón de la Sal es una buena opción como para dirigirse desde la playa a las montañas en el corazón de Cantabria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *